Titulo Revista 118

 

 

EDITORIAL

 

Aparentemente la financiación de la educación pública es un asunto de economistas, que compete directamente al Ministerio de Hacienda y tiene que ver con la aplicación de la legislación sobre la manera como se reparten los ingresos corrientes de la nación para la educación en las regiones. Pero una reflexión más profunda y crítica, nos muestra que estas decisiones están dirigidas por un modelo de política neoliberal que basado en la globalización de los mercados y la injerencia, cada vez mayor de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y el Banco Mundial viene imponiendo a Latinoamérica desde los años 90.

 

Este modelo considera que los países que requieren préstamos para solucionar sus déficits fiscales deben realizar una serie de ajustes financieros en lo que se ha denominado financiación de la demanda, que consiste en establecer unos criterios técnico-instrumentales para medir y cuantificar los costos por cada estudiante, los espacios por estudiante en el salón de clase, el número de profesores por grupo los indicadores de eficiencia, eficacia, contabilidad, pago por mérito, incentivos, en un afán delirante por medirlo todo para tener información que permita construir indicadores de calidad a la manera de las empresas. 


Pensar la práctica del maestro:

una perspectiva desde su identidad

Abr 18 Art 4En los años 80 un grupo de maestros sintieron la necesidad de realizar acciones que dieran como resultado un proceso de transformación a nivel educativo. El objetivo asumido por estos académicos tuvo tal alcance, que lideraron lo que se llamó El Movimiento Pedagógico. Tamayo (2005), destaca que fue un proyecto político y cultural organizado por la Federación Colombiana de Educadores en 1982, 

Las trampas de la financiación de la

Educación Pública

Abr 18 art 1No de otra manera se entienden los decretos sobre carrera docente, ingreso, promoción y permanencia, centrados en evaluaciones de indicadores, Día E, resultados de pruebas externas, que están atentando contra la autonomía escolar consagrada en la Ley 115 de educación y legitimando un tipo de maestro despedagogizado y desprofesionalizado. Se entiende también el recurso a buscar nuevas y alternativas fuentes de financiación de la educación, por parte de alianzas público-privadas o de empresarios por la educación, que aunque es un derecho, se ha convertido en un privilegio, dada la profunda desigualdad social y económica imperante en el país. Con el lema la educación es un asunto de todos y Colombia la más educada en el 2025 se abren las puertas para que organizaciones privadas de toda índole, ofrezcan servicios educativos, aliviando la responsabilidad del estado y convirtiendo la educación en una mercancía. 

 


 

El Sistema General de Participaciones

y la des-financiación estructural del Derecho humano a la educación

Abr 18 art 2En ausencia de una cláusula que garantice el vínculo entre el monto anual de las transferencias y una participación porcentual específica en los ICN, el final del periodo de transición del SGP lejos de resarcir financieramente a los municipios y departamentos, perpetúa el ajuste fiscal a que se les tiene sometidos desde el 2001, afectando su capacidad para hacer frente a las competencias que la Constitución puso bajo su responsabilidad.

 


 

 

El zarpazo final de Santos a la educación:

Nuevo recorte de transferencias y de recursos

Abr 18 Art 3Debido a la retoma del artículo 357 de la Constitución, para 2017, el monto total de las transferencias disminuyó en casi 900 mil millones de pesos, el 2,36%, frente a lo que se elevaría respecto a la fórmula anterior, y el relacionado con la educación se resiente aún más, no solo porque decayó dicha suma global sino porque además se perdió el 1,8% adicional contemplado hasta 2016, lo cual reduce los recursos respectivos en 1,175 billones de pesos, un equivalente al 5,24% del valor esperado de haberse aplicado la fórmula anterior.

suscríbase

FERIA2017

Manifiesto contra PISA

 

y la lógica estandarizadora de la educación en el mundo

 

 

Abr 18 Art 5La Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación –FECODErecibe con entusiasmo el Manifiesto de rechazo mundial al Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes (PISA), a sus versiones nacionales, y al marco de homogeneización de los sistemas educativos. Este Manifiesto es promovido desde la Red SEPA –Red Social para la Educación Pública en América- y la Coalición Trinacional en Defensa de la Educación Pública (México, Estados Unidos y Canadá).

FECODE adhiere a esta importante lucha y respalda con su firma esta voz los firmantes declaramos nuestro más absoluto rechazo a la prueba, a sus versiones nacionales, y a la lógica homogeneizadora de los sistemas educacionales que se impone. PISA es una prueba estandarizada aplicada cada tres años a estudiantes de 15 años. Su primera aplicación fue en el año 2000, fecha desde la cual se han incorporado más de 70 países. 

 

bannertmp