26012020 art1

Fecode sesenta años:

la historia nos da la razón

Al celebrar los sesenta años de existencia, la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación-FECODE- se encuentra en un lugar privilegiado de liderazgo, con fuerza, inteligencia y gran poder de convocatoria. Su voz unificada y con respaldo de toda la sociedad, es reconocida como interlocutora válida cuando se trata de defender los derechos a la educación y a la vida. Los maestros y los padres de familia, los estudiantes y los directivos docentes, confían y se sienten seguros en la más grande y sólida federación sindical del país.

FECODE defiende el derecho a la negociación como un derecho fundamental en un país democrático ya que la democracia de papel en la que vivimos, solamente reconoce el derecho pero no pone las condiciones para poder ejercerlo.

 

¡FECODE:

60 AÑOS DE LUCHA!

26012020 art2Era el año 1959, cuando en la ciudad de Bogotá y durante los días 21, 22, 23 y 24 de marzo, se llevó a cabo el Primer Congreso Nacional de Educadores con el objeto de fundar la Asociación Nacional de Educadores; el lema del evento fue “Por la unión del magisterio y la educación colombiana”. Dicha rúbrica no fue algo fortuito y/o al azar, ella recogía el sentido, la aspiración ideológica y política y, sobre todo, el espíritu unitario que desde un inicio ha guiado este proceso: integrar en un solo haz de voluntades las distintas colectividades de docentes existentes al momento y lo cual se refrendó años más tardes con la fusión de ACPES -Asociación Colombiana de Profesores de Enseñanza Secundaria-, ACEINEN -Asociación Colombiana de Educadores de los Inem e Itas-, ANAMAC -Asociación Nacional de Maestros Consejeros-, FECOLPEM -Federación Colombiana de Educadores de Enseñanza Media-, ANDEPET -Asociación Nacional de Profesores de Enseñanza Técnica- y los sindicatos de educadores regionales de primaria y secundaria,


FECODE: SESENTA AÑOS SUPERANDO TODO TIPO

DE OBSTÁCULOS

26012020 art3La presencia de Fecode en todo el territorio de la sociedad colombiana es un logro que ha comprometido tres generaciones del magisterio. En los años finales de la década del cincuenta, se inició ese proceso. El 24 de marzo de 1959 el presidente Alberto Lleras Camargo saluda el nacimiento de la organización sindical. Este acontecimiento estuvo precedido, a su vez, de iniciativas previas que se remontaban a principios del Siglo XX.

En ese momento se estaba dando en Suramérica y en Centroamérica el cierre de un ciclo político y cultural donde predominó el ejercicio dictatorial del gobierno. La caída en Cuba del dictador Fulgencio Batista el primero de enero de 1959, representó el punto culminante de esa experiencia continental.

La ciudadanía

 


Enseñanzas de la lucha por el Estatuto Docente

2277 DE 1979

26012020 art4En la lista de los hitos de la lucha del magisterio colombiano se inscribe con nitidez la conquista del estatuto docente establecido en el Decreto Ley 2277 de 1979. Su importancia está a la par con la creación del Fondo de Prestaciones Sociales del Magisterio en la ley 91 de 1989 y la financiación creciente alcanzada en la ley 60 de 1993. La Ley General de Educación, con la autonomía escolar, es la cumbre de esas victorias. Caso aparte es la nacionalización de la educación establecida en la ley 43 de 1975, que no fue fruto de un acuerdo del magisterio con el Gobierno, por el contrario, se le calificó de “falsa nacionalización de la enseñanza”.



60 AÑOS DE LA FEDERACIÓN COLOMBIANA

DE EDUCADORES: APUNTES HISTÓRICOS DE LAS MOVILIZACIONES GREMIALES Y PEDAGÓGICAS

26012020 art5Desde la década de los cincuenta, el magisterio fue víctima de la intimidación y la persecución propia de la violencia bipartidista y en varias regiones del país los maestros fueron uno de los actores políticos más azotados por las bandas paramilitares patrocinadas por el gobierno conservador. Sumado a ello, desde la política pública educativa, se propició una conservatización de la educación a través del sometimiento de los docentes al control ideológico de la iglesia católica, a la sujeción irrestricta de los docentes a los designios del establecimiento (Estado) y a la clientelización de la educación (en muchas regiones el nombramiento de los maestros oficiales dependía de su militancia o afecto con el Partido Conservador).


suscríbase   somodocentes2   somosdocentes5

bannertmp