titulorev126

 

CARTA DEL DIRECTOR

Los retos que se avecinan

06062018 art1Pasadas las elecciones presidenciales, queda claro el panorama de lo que será la política educativa del nuevo gobierno: más de lo mismo. El triunfo de cualquiera de los candidatos diferentes al Dr. Iván Duque, tenía propuestas de transformación en al menos algunos puntos del sistema educativo, pero ganó el más conservador en valores y el más neoliberal en economía y será esa tenaza implacable la que mantendrá al país manipulado a sus intereses por otros 4 años.

La Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación FECODE, sabe bien del dispositivo de control y de reproducción que viene agenciando la OCDE en los países miembros y sabe que, ahora con la inclusión de Colombia, las cosas se pondrán más difíciles ante la andanada de decretos y de orientaciones que desfiguran la profesión docente y niegan las condiciones para una educación integral como derecho humano.

Es por esto por lo que renovamos el llamado a la unidad del magisterio alrededor de su Federación para continuar en las mesas de negociación o más seguramente en las calles y con el pueblo, sus reivindicaciones más urgentes por la defensa de la vida de los líderes sociales, por las condiciones dignas para el ejercicio de la profesión docente, por la defensa de la educación pública, por un estatuto único, por una evaluación formativa, un currículo integral, una pedagogía crítica y el reconocimiento de los saberes y prácticas de los maestros que hacen de la escuela un territorio de paz.

Ya sabemos que para quienes están detrás del nuevo gobierno, los maestros somos muy peligrosos porque educamos en el espíritu crítico y llamamos a la interrogación y al pensamiento para comprender que esta situación de desigualdad, injusticia, corrupción, violación de derechos, clientelismo y explotación tiene que cambiar y que ese cambio nace en el corazón y las mentes de las nuevas generaciones.

Rechazamos toda forma de discriminación, amenazas, intimidación y asesinatos contra el magisterio, exigimos cumplir con los Acuerdos de 2017 y nos solidarizamos con los 8 millones de ciudadanos que desean un país donde la democracia y la libertad de pensamiento no sean vistos como un peligro sino como la gran oportunidad para poner el país al alcance de los niños, como decía nuestro nobel.

¡Las tareas que se avecinan necesitan un magisterio informado, organizado, activo y beligerante! Y la Federación, hoy más que nunca, asume su responsabilidad histórica y convoca a luchar unidos para sacar adelante los propósitos y programas que nos han mantenido hoy como la organización social más importante del país.

Carlos Enrique Rivas Segura

Presidente de FECODE