TITULOREV129


 

Escuela en casa

6 May art.2Escuela en Casa es una estrategia Pedagógica que me surge al llegar a la Institución Educativa Rural Mercedes Romero de Quintero hace ya siete años al notar que esta tenía estudiantes con bajo nivel educativo, padres de familia no comprometidos, resultados externos muy bajos y una desarticulación total en los procesos académicos y disciplinarios.

Trabajar con estudiantes en extra edad, padres de familia 100% campesinos en una zona súper difícil por la idiosincrasia aun de los años 70, realmente me aguardaba una tarea complicada que implicaba mi retiro o mi continuidad, ya que como Maestra Normalista se me enseñó la ética y el trabajo integral que ya me había causado dificultad en el Cabo de la Vela con compañeros y comunidad en general, pero bueno aquí primaba la educación de los estudiantes de esta zona en la que me tocaba desempeñarme.

El encontrar estudiantes de trece años en segundo, de dieciséis en quinto grado, pero peor aún que no identificaran colores, no escribieran su nombre, que no supieran los nombres de sus padres fue aún más preocupante para mí en ese entonces, no era fácil y me fui a la batalla.

Luego del diagnóstico pues necesitaba conocer los padres de los estudiantes a quienes en su momento citaba verbal y escrita, pero no se presentaban, la excusa está trabajando, están ocupados, no pueden, no pueden.

Fue cuando decidí hacer un diagnóstico más profundo para ello debí crear una estrategia que me permitiera acercarme a ellos, hacerlos parte del proceso de la enseñanza aprendizaje de sus hijos, ellos no pueden venir a la escuela, mientras que yo sí “me dije” pero no podía ir de cualquier manera, debía ser planificado, entonces nuevamente sin ninguna dudad decidí llevar la escuela a la casa del estudiante rural, conocer la realidad de cada niño, solo así podría atacar tantas debilidades que no permitían equilibrar los procesos, fue cuando cree el Martes de Casa que sin lugar a duda no solo me sirvió para que los padres de mi salón se inquietaran sino los maestros del colegio y cada padre de la Institución.

El maestro rural siempre piensa o pensaba que enseñar a niños rurales se hacía de cualquier manera, como fuera, no había necesidad de sacrificio, pero gracias a esta experiencia me di cuenta y les informé que exige y mucho más de lo normal, en nuestra práctica rural debemos trabajar en la mayoría de las circunstancias con todos los grados de la básica, por lo que nos obliga de alguna manera a triplicar esfuerzos y responsabilidades, ser cuidadosos en nuestras enseñanzas ya que los jóvenes y niños en su mayoría aún no han iniciado su proceso y esto choca con su edad cronológica ya que debes enseñar a leer y a escribir a jóvenes cuando la edad de aprender está superada a lo normal, es decir jóvenes de 12 años deberían estar ya en sexto o séptimo, pero aún están en primero o segundo y aun no escriben, falta no? si, fue una realidad y es aún una realidad en muchas Instituciones Rurales, pero como somos profesionales esto nos ayuda a buscar las formas estratégicas y efectivas que con el tiempo nos permita ir mejorando los procesos de la Institución articulando así a padres, estudiantes, maestros, directivos y población en general.