La negociación:

una mirada desde adentro

A19 05 art3Una de las personas que ha seguido más de cerca las negociaciones de FECODE con el Gobierno sobre la financiación de la educación es el Dr. Carlos Rincón, asesor legislativo de Fecode. En esta oportunidad lo entrevistamos para conocer su interpretación y valoración de tan importante proceso.

Revista Educación y Cultura: Doctor Carlos. ¿Cuáles son las tensiones más importantes que se han dado en este trayecto de negociación entre FECODE y el Gobierno respecto del compromiso de la reforma constitucional para el Sistema General de Participaciones?

Carlos Rincón: Bueno, muchas gracias por la entrevista, hay una primera tensión, y es que FECODE insiste en que sea un incremento para todo el sistema, no solamente para la bolsa de educación. Es decir, FECODE ha mantenido su posición de los acuerdos del artículo 188 del Plan Nacional de Desarrollo, en la que sea el sistema el que se incremente, ahí ha generado una primera gran tensión durante los acuerdos porque básicamente el Gobierno a través del reglamento de la comisión de alto nivel subdividió las mesas.

REC: ¿Eso quiere decir que, para salud, agua potable han sacado otro tipo de negociaciones aparte de las que estarían preestablecidas en el acuerdo?

C.R: Sí señor. Para estos otros sectores han estado constantemente digamos desde el reglamento, reuniéndose según ellos, FECODE ha estado constantemente en varias sesiones de la subcomisión de Educación preguntando qué ha pasado con esos sectores, y la respuesta del Gobierno es que, como si por reglamento se dividió, entonces pues básicamente hay una negociación distinta.

REC: Y por esta razón es distinto digamos en cuanto a organización sindical, a fuerza, al tipo de vinculación del sector salud están más tercerizados.

C.R: Sí señor digamos que todos, sin embargo, son sectores que dependen del sistema general de participaciones, que tienen una participación, una transferencia y que también es evidente a nivel nacional que están sufriendo una grave crisis.

REC: OK, esa es la primera tensión, ¿y en todo este trayecto que más ha sucedido Doctor?

C.R: Bueno, ya en el sector educación digamos que ha habido una tensión, una puja respecto de las presentaciones relacionadas con la cantidad de docentes por alumno, que haya idoneidad de los docentes, de las clases recibidas, es decir, para FECODE, la garantía del derecho a la educación se presta con el número de docentes realmente requerido por las instituciones educativas y no un promedio que básicamente establece, en tal departamento hay tantos docentes sino ocuparse digamos de las diferenciaciones rurales de las diferenciaciones de calidad de la educación. Digamos que ahí ha habido una tensión.

REC: Es decir, que calcular el precio del aporte del Sistema General de Participación, tendría que ver con el reconocimiento de este tipo de brechas que hay y la necesidad de ir progresando de su cumplimiento de acuerdo con un plan preestablecido para unos años, para ir cerrando brechas en jornada única en la educación rural, en infraestructura, el nombramiento de maestros ¿y tú crees que si el Ministerio tiene los datos correctos o viene una tensión con FECODE respecto de los datos acerca de cuántos son los beneficiarios y qué sería lo que costaría cada una, eso es parte de la canasta educativa?

C.R: FECODE ganó una desde el acuerdo y en el Plan Nacional de Desarrollo FECODE planteó la necesidad de establecer un coste de la canasta educativa. Pero, la gran tensión en todos esos elementos de la canasta y el acceso es la siguiente: Para FECODE no se debe tener en cuenta lo que hay porque es que si nos ponemos a tener en cuenta la regla fiscal nunca se podría generar una progresividad. En cambio, para el Gobierno los datos se fundamentan en lo que hay, en lo que se puede disponer o en lo que el Ministerio de Hacienda permite disponer, cuando debería ser al contrario con base en el parágrafo del artículo 334 constitucional que dice: no se puede imponer a la prestación de un derecho fundamental ninguna clase de restricción de tipo fiscal.