Abel Rodríguez

y sus aportes a la educación

27052021 artículo4Los aportes de Abel en educación se dieron desde diferentes campos: las políticas educativas, la administración, la pedagogía, la democracia y la paz y fueron resultado de su amplio recorrido por la escuela, el sindicalismo, la administración educativa y el estudio y la discusión en colectivo, pero especialmente por la reflexión de las experiencias, muchas de ellas presentadas en diferentes publicaciones habladas y escritas.

Ante todo, hay que destacar que todas sus propuestas y apuestas están enmarcadas en el enfoque de la educación como un derecho fundamental, tal como quedó establecido en la Constitución política de 1991, junto con otros derechos relacionados con la educación, y de cuya Asamblea Abel hizo parte en la comisión tercera. Esta fue una oportunidad valiosa para llevar a la Carta Magna los planteamientos construidos a lo largo del trasegar por los diferentes campos de la educación.

La fundamentación del pensamiento pedagógico de Abel se fue construyendo, desde su formación inicial en la Escuela Normal de Ibagué, más tarde en la Universidad Pedagógica Nacional, también en su trabajo docente y en su experiencia como sindicalista que no sólo apunta a los aspectos gremiales del magisterio, sino que mira la educación como una función social con un saber propio de los maestros: la pedagogía.

Sus propuestas recogen las ideas de pedagogos reconocidos, de sus compañeros maestros y de especialistas en educación; leía, escuchaba, discutía y acogía conceptos y propuestas que luego analizaba, decantaba y convertía en propuestas según las necesidades de la situación y del momento. Siempre prefirió el trabajo en equipo, de este modo logró hacer consensos, unir voluntades, propuestas y esfuerzos para participar o liderar y sacar adelante proyectos, inicialmente en el campo sindical, como la unificación de sindicatos docentes regionales en FECODE y que luego posibilitó la conquista de un Estatuto Docente unificado (1979), al respecto señalaba que “El objeto de la carrera docente debe ser el de amparar y estimular el ejercicio de la profesión de la enseñanza como una carrera profesional y no como un oficio u ocupación.” Trabajo unitario que se replicó en la creación de la Central Unitaria de Trabajadores- CUT- (1986) y que buscaba unificar las fuerzas dispersas para facilitar la consecución de los derechos de los obreros, empleados, docentes, médicos y los trabajadores en general.

Más tarde recorrería el país, con un equipo de entusiastas y optimistas educadores que se propusieron convencer a los maestros de reclamarse la pedagogía como su saber y así lo concretaron en el Movimiento Pedagógico, de ahí que en el discurso en el Congreso Pedagógico Nacional (1987) Abel proclama: “El Movimiento Pedagógico ya no es una idea al viento, es una realidad presente en el concierto de la educación nacional. Decenas de grupos y comisiones de trabajo se han organizado en el país; diversas organizaciones educativas y centros de investigación lo han hecho suyo; cuenta con un foro abierto para la difusión de su trabajo, la revista ‘Educación y cultura’ que por su cobertura se ha convertido en la primera en su género en América Latina.”

Durante su desempeño en el Ministerio de Educación como gerente del primer Plan Decenal de Educación y luego como viceministro, nuevamente retoma el derecho y la trascendencia de la educación como fundamentos de su accionar “La educación por sí misma no produce el cambio, pero ningún cambio social es posible sin la educación.” Plan Decenal de Educación 1996-2005